Agreden al líder opositor Henrique Capriles en un acto político

El Nuevo Guarico

Capriles publicó un video en Twitter en el que se puede ver que fue agredido en la parroquia (división de un municipio) Rafael Urdaneta de la ciudad de Valencia

El líder opositor venezolano Henrique Capriles denunció el viernes que fue agredido por un grupo de mujeres supuestamente vinculadas al gobierno del presidente Nicolás Maduro durante un recorrido por una ciudad del estado central de Carabobo.

Capriles publicó un video en Twitter en el que se puede ver que fue agredido en la parroquia (división de un municipio) Rafael Urdaneta de la ciudad de Valencia, ubicada unos 150 kilómetros al oeste de Caracas. En las imágenes se aprecia que lo empujaron y golpearon varias veces.

“Nuevamente los grupos violentos mandados por Maduro y su lacayo (el gobernador de Carabobo) Rafael Lacava sabotean una actividad en una comunidad apelando a mujeres, esta vez en (el sector) Santa Inés de la parroquia Rafael Urdaneta”, tuiteó Capriles.

El incidente ocurrió cuatro días después de que Capriles acusó a un supuesto grupo de miembros del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) de intentar sabotear otro acto político en un poblado del estado Miranda, del que fue gobernador de 2008 a 2017.

En marzo, Capriles fue designado representante de su partido Primero Justicia para las elecciones primarias propuestas para el 22 de octubre en las que, pese a sus divisiones, los adversarios de Maduro elegirán a un candidato de unidad para los comicios presidenciales de 2024.

Capriles —que perdió las elecciones presidenciales de 2013 ante Maduro y los de 2012, en los que se enfrentó al fallecido presidente Hugo Chávez— ha defendido la idea de que la oposición debe participar electoralmente, pese a la postura de los principales partidos de promover boicots en pasadas elecciones nacionales y regionales bajo el argumento de que no existían condiciones para celebrar comicios libres y democráticos.

En abril de 2017 la Contraloría General, controlada por el oficialismo, lo inhabilitó políticamente para participar en eventos electorales por 15 años, y en junio de ese año el Tribunal Supremo, con una mayoría de magistrados afines al gobierno, lo amenazó con la detención si se negaba a contener las protestas antigubernamentales y bloqueos de vías que encabezó y que derivaron en la muerte de 120 personas.

Capriles sigue inhabilitado, y no está claro si la prohibición será levantada oportunamente para permitir su participación en una contienda por la presidencia.

Las primarias reflejan la voluntad de unificación de las fuerzas opositoras, que se han mostrado profundamente fragmentadas desde 2020. En junio de ese año el Tribunal Supremo suspendió a las juntas directivas de los partidos Acción Democrática, Voluntad Popular y Primero Justicia, y entregó sus jefaturas, activos y símbolos a disidentes opositores.

“El PSUV intenta callarnos, pero ¡nunca nos callarán! Seguiremos recorriendo y denunciando desde las comunidades de Venezuela”, añadió Capriles en Twitter.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Next Post

Defensoría del Pueblo atenta por inicio de temporada de lluvias en el país

En los últimos días, al menos 120 familias en las regiones de Barinas y Táchira se vieron afectadas por las intensas lluvias