agosto 8, 2022

El Nuevo Guárico

Libre, Plural y Objetivo

Debes descubrir el lugar dentro de ti  mismo donde nada es imposible. Eso es despertar – DEEPAK CHOPRA –

Esta frase que nos muestra el maestro Chopra me hace recordar el término INTROHÉROES, que se refiere a estas personas supuestamente comunes,

Esta frase que nos muestra el maestro Chopra me hace recordar el término INTROHÉROES, que se refiere a estas personas supuestamente comunes, como tú y yo, que tras DEScubrirse,logran desplegar una serie de cualidades impresionantes que forman parte del SER, y que poseen una fuerza generadora capaz de transformar, crear,  edificar cualquier cosa que se requiera para el bien de todos en el planeta. 

Claro que para descubrirnos hace falta poner en práctica la INTROMIRADA -me permito adosar otro término poco común- que es una forma de mirar hacia adentro, muy profundamente, para  contactar el espacio sagrado de donde derivan estas fuerzas de luz que nos recuerdan nuestro potencial infinito. 

Así que un Introhéroe no quiere pelear, no hace resistencia o ejerce poder. Es más una suerte de personaje despersonificado, desidentificado, involucrado, que promueve el amor como máxima fuente creadora, que se adapta complacientemente a la situación y que utiliza estas cualidades para  reorientar la energía y organizarla a favor.

Un Introhéroe vive desde una paz inquebrantable, estado consciencial que posibilita espacios para la comunión. No espera nada, no pide nada, no tiene expectativas; solo se deja ir, confiado, porque sabe que aquello que sale de sí mismo es capaz de transformar el mundo que habita. Él siempre trae una sonrisa contagiosa y  un abrazo capaz de rehabilitar a los enfermos. Se mueve desde lo simple, y promueve el silencio.

Para un Introhéroe todo es posible porque ha descubierto su equilibrio interno, y desde esa posición de balance, sus movimientos se convierten en emanaciones del flujo divino.

En este punto me parece oportuno nombrar algunas Introfuerzas que pudieran  ilustrar aún más mis palabras: 

Creatividad, honestidad, paciencia, generosidad, compasión, intuición, gratitud, buen humor, solidaridad, hermandad, servicio, espontaneidad, dulzura, inocencia, involucramiento, paz, devoción, confianza, caridad.

Despierten Introhéroes del mundo. ¡Despierten!

Por Ricardo Latouche Reyes.