Internacionales 

Triunfo de Petro da un duro golpe al juego de EEUU contra Venezuela

Gustavo Petro, un exguerrillero, que logró consolidarse como el presidente de Colombia este domingo, y por primera vez, en 200 años, darle a la izquierda este puesto, se convierte ahora, en uno de los principales aliados del Gobierno de Nicolás Maduro, lo que da un revés total al manejo de la política exterior que su país estaba teniendo con el nuestro.

Tras más de 10 años de relaciones álgidas entre Colombia y Venezuela, que derivaron, en 2019, con la ruptura total de relaciones entre ambos países, Petro llega a la presidencia con el compromiso de reconocer a Maduro como presidente, y retomar los contactos como países aliados, vecinos y hermanos.

Medida que sin duda implica un duro golpe para Estados Unidos, el promotor del no reconocimiento al Gobierno nacional, como legítimo, y sí al del opositor Juan Guaido. Decisión, en la que Colombia le resultaba uno de sus principales aliados.  

En una entrevista realizada por el diario colombiano El Tiempo, al Subsecretario de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental de Estados Unidos, Brian Nichols, conversaron sobre este tema, y sobre la proyección que tiene su país, ante este cambio radical que vira por completo el panorama e ideal de Norteamérica de una apresurada salida de Maduro del poder, una acción que en conjunto con Colombia, impulsaban desde Washington.

Dejamos acá la entrevista completa realizada por el periodista Sergio Gómez Maseri:

El Tiempo (ET): El presidente electo también ha dicho que restablecerá relaciones con Venezuela y reconocerá a Nicolás Maduro como el presidente legítimo. Es obvio que frente a esto, hay fuertes diferencias entre EEUU y la nueva Colombia de Petro, ¿o no?

Brian Nichols (BN): “Nosotros continuamos reconociendo el gobierno interino de Juan Guaido y estamos enfocados en promover el diálogo entre Maduro y la oposición para que los venezolanos pueden disfrutar la vida como lo pueden hacer los colombianos, a través de elecciones libres, sin miedo a expresar sus opiniones, y construyendo un futuro mejor. Y creo que con el nuevo gobierno podemos trabajar juntos en ese objetivo”.

ET: A lo largo de estos últimos 20 años, Colombia se ha convertido en el principal aliado de Estados Unidos en la región. ¿Cree usted que eso cambiará con la llegada de Gustavo Petro, teniendo en cuenta que el presidente electo ha dejado claras sus profundas diferencias con la política de Estados Unidos tanto hacia Colombia como a nivel regional?

BN: “Tenemos claro que cuando llega un nuevo gobierno tiene nuevos objetivos y prioridades. Eso es normal y sucederá con este gobierno. Pero nuestra relación con Colombia va mucho más allá que un solo gobierno. Es algo que se ha edificado a lo largo de 200 años y estamos listos para iniciar una conversación sobre prioridades compartidas y cómo podemos trabajar juntos para generar mejoras para la región y sus habitantes y para ayudar a las clases trabajadoras y a los más necesitados… Veo muchas áreas donde nuestras prioridades se entrelazan. Habrá otras donde no estemos de acuerdo, pero trabajaremos en ellas como socios y amigos y espero que esta fuerte relación que existe se mantenga (con Petro)”.

ET: En su discurso de este domingo, el presidente electo habló de trabajar con EEUU en cuanto al tema del cambio climático y transición energética, dos temas que le interesan mucho a su administración. En eso sí parecen alineados…

BN: “Absolutamente. El presidente Biden fue el anfitrión de una gran cita el viernes para combatir el cambio climático y producir energía limpia. Eso es una prueba más de compromiso de la administración en este tema y trabajar con los socios en la región es parte de eso”.


“En la Cumbre de la Américas, todos los países que participaron, entre ellos Colombia, se comprometieron a proteger el medio ambiente y en particular el Amazonas y a Colombia como país amazónico. Hay mucho donde podemos trabajar. De hecho ya están aprobados US $50.000 millones de dólares en financiamiento de la banca multilateral para enfrentar los retos del cambio climático”, aseguró Nichols.

ET: Petro ha dicho que quiere ajustar aspectos del Tratado de Libre Comercio con EEUU porque, a su juicio, ha sido desfavorable con la agricultura colombiana. ¿Hay espacio para una discusión semejante?

BN: “El tema de los acuerdos comerciales lo maneja el USTR (Oficina del Representante Comercial) y no me quiero meter en eso directamente, pero sí estamos listos para hablar de una gran cantidad de temas con el nuevo gobierno de Petro. De hecho, uno de los retos que tenemos en el hemisferio es el de la seguridad alimentaria y la promoción de la agricultura y es un área en la que nosotros como país estamos muy comprometidos porque afecta a la mayoría… Esperamos que Colombia continúe siendo el valioso socio comercial que ha sido a lo largo de todos estos años”.



ET: Petro no solo se opone a la fumigación para controlar los cultivos ilícitos, sino que se inclina por la sustitución voluntaria antes que la erradicación forzosa. En su país a muchos no les va a gustar la posición. Particularmente a los republicanos, que están alarmados por los grandes incrementos en la producción…

BN: “Queremos sentarnos a la mesa con el nuevo gobierno para discutir todos los temas de la agenda, entre ellos los globales y la lucha contra los narcóticos… Colombia no ha fumigado por mucho tiempo y yo ya trabajé tanto en Colombia como en otros países en otras aproximaciones para erradicar… Promover un desarrollo alternativo que dé oportunidades es algo que nos interesa a todos, al igual que enfrentar los retos que afectan a las comunidades rurales. En EEUU estamos enfocados en la reducción del consumo y el tratamiento de adicciones para prevenir la alta cantidad de muertes por sobredosis que se vienen presentando. Pienso que como hemisferio tenemos que dialogar para buscar puntos en común y soluciones”.

ET: ¿Qué mensaje le enviaría usted a empresarios e inversionistas de EEUU que puedan estar inquietos frente al futuro de sus negocios con la llegada de Petro al poder?

BN: “Colombia ha sido un aliado importante y sólido de EEUU en términos económicos. Y una de las metas que tenemos es promover las inversiones en nuestro propio hemisferio y acercar las cadenas de producción porque la pandemia nos demostró lo vulnerables que somos. Y en eso nosotros esperamos que Colombia continúe siendo el valioso socio comercial que ha sido a lo largo de todos estos años”. Fuente: E.U

Entradas relacionadas

Dejar un comentario