Internacionales 

Continúa paro indefinido en Ecuador por demandas sociales indígenas

Movimientos sociales e indígenas de Ecuador permanecerán movilizados, de manera indefinida, en paro nacional contra las políticas del gobierno de Guillermo Lasso, y hasta tanto se den respuestas concretas a las demandas, por una mejor calidad de vida de los ciudadanos.

«Nos mantenemos en la lucha a nivel nacional, la sostenemos desde nuestros territorios, la lucha la mantenemos de manera indefinida hasta que el gobierno nacional extienda las respuestas a las demandas de los movimientos indígenas. No vamos a procesos de diálogos hasta que no hayan respuestas», recalcó el líder indígena y presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), Leonidas Iza Salazar.

A través de la cuenta en la red social Twitter de la Conaie, Iza Salazar expuso, en un video, el balance hasta los momentos de los planteamientos surgidos al calor de las protestas y las «decisiones colectivas tomadas con las estructuras de base CONAIE y organizaciones fraternas que permanecen movilizadas en 21 provincias».

Durante el pronunciamiento, publicado en el video, Iza indica que «en 48 horas coordinaremos la logística de alimentación desde nuestras organizaciones, para caminar y participar en movilizaciones de la ciudad Quito».

Asimismo, llamó a una Asamblea Ampliada a nivel nacional, indígenas, mestizos, blancos, transportistas, estudiantes, feministas, jóvenes, absolutamente todos, a «poner nuestra cuota de responsabilidad y sacar en adelante a este país que más y más está quebrado».

Instó a las estructuras organizativas y a la ciudadanía en general a participar en las movilizaciones.

«Debemos cerrar cualquier proceso de vandalismo, no aceptamos que una lucha llevada hasta este día de manera transparente se convierta en actos delictivos, que se convierta en actos de violencia», dijo.

Aclaró que hasta el momento la lucha y «resistencia la llevamos con dignidad y de pie, y jamás con vandalismo».

Demandas planteadas

Diferentes comunidades indígenas continúan sumándose a la gran movilización realizada en Ecuador, en la protesta nacional que comenzó el pasado lunes, por convocatoria de la Conaie, que pide al ejecutivo responder a 10 puntos planteados en diálogos sostenidos en junio, octubre y noviembre de 2021.

Congelar los precios de los combustibles a niveles más bajos que los actuales, poner fin a los recortes presupuestarios en la educación y la salud, respetar los derechos colectivos, aliviar los problemas de los productores agrícolas y medidas efectivas contra la inseguridad, son algunos de los temas pedidos al ejecutivo.

Llamado a diálogo

Ante el aumento y permanencia de las movilizaciones en el país, el presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, hizo un llamado al diálogo ante las protestas de la Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador (Conaie) en reclamo de 10 puntos, entre ellos la reducción de los combustibles, informó Sputnik.

«Hemos llamado al diálogo por las familias ecuatorianas, por el campesino, por el niño que quiere regresar a su aula, por el transportista que no puede avanzar con una vía cerrada. Porque no podemos parar, solo tenemos tiempo para continuar en la línea de reactivación», publicó Lasso en su cuenta de la red social Twitter.

Inmediatamente al llamado a diálogo por parte de Lasso, declaró el líder de la Conaie, Leonidas Iza Salazar, quien no entiende ese pronunciamiento del Jefe de Estado, debido a que «señor Lasso usted ofrece diálogo y luego amenaza con aplicar el uso progresivo de la fuerza, no tiene coherencia».

En este sentido, Iza Salazar señaló que el llamado fue escuchado, «pero tiene que haber resultados».

«Al señor presidente de la República lo hemos escuchado, usted dice que el diálogo es el mejor procedimiento para resolver los problemas, pero tiene que tener resultados», recalcó.

Además, prosiguió el líder indígena, «cuando dice que no hay detonantes confirma que no sabe nada del país».

«Como va a decir que no hay detonante como pasó en 2019, con el decreto 883 tras el incremento agresivo a los combustibles, porque seguro usted no compra en los mercados y no se da cuenta del aumento de los productos de primera necesidad», indicó.

Subrayó que tras los aumentos en los precios, las familias más humildes «no podemos pagar créditos, hemos pedido que se convoque a los bancos para dar alivio financiero a la gente. Nos están quitando las casas, los carros, cualquier propiedad».

Por otro lado, «las familias no podemos salir a las calles por la inseguridad; cuando vamos a los centro de salud no hay siquiera curitas, estos son los factores detonantes en estos momentos, por ello el pueblo ha salido a reclamar de pie jamás de rodillas», puntualizó.

Entradas relacionadas

Dejar un comentario