agosto 9, 2022

El Nuevo Guárico

Libre, Plural y Objetivo

Rey emérito es rechazado a su retorno a Madrid

La fiscalía archivó en marzo todas las investigaciones en contra de Juan Carlos de Borbón

Tras un fugaz regreso del rey emérito Juan Carlos I a España, más de 300 españoles rechazaron en Madrid la presencia del antiguo monarca, quien fue exonerado de las investigaciones en su contra por supuesto fraude.

Con banderas republicanas y pancartas que leían «Justicia» o «El Borbón, a prisión», las 300 personas -según un portavoz del  Gobierno – se concentraron en una plaza frente al Teatro Real, a pocas manzanas del Palacio Real, para repudiar la figura del exjefe de Estado (1975-2014).

Su primer destino al regresar a su país fue la región de Galicia (noroeste), donde se aloja en casa de un amigo de su círculo más íntimo, y participa estos días en una regata de vela, uno de sus deportes favoritos, y que finalizó hoy.

La Fiscalía del Tribunal Supremo le abrió tres investigaciones: por supuestas comisiones millonarias por las obras del tren de alta velocidad a La Meca (Arabia Saudí), por un caso de presuntas donaciones no declaradas y otro de posible ocultación fondos en paraísos fiscales, aunque en marzo de este año fueron archivadas.

La fiscalía archivó en marzo todas las investigaciones en contra de Juan Carlos de Borbón, pero las revelaciones sobre el origen poco claro de su fortuna dañaron seriamente su imagen, apreciada hasta entonces por su papel en la transición a la democracia tras la muerte del dictador Francisco Franco en 1975.

Anteriormente,  el Encuentro Estatal por la República llamó a las fuerzas políticas, sindicatos y organizaciones cívicas democráticas a mostrar su rechazo ante la vuelta del monarca con movilizaciones entre el 21 y el 29 de mayo para defender “la transparencia y la justicia”.

En la protestas en la Plaza de Ópera de Madrid, los manifestantes portaban carteles que decían: «No a comisionistas ejerciendo la representación de las Españas», «El Borbón a prisión por chorizo y por ladrón» o «Felipe, acelera, que viene la tercera».

Cientos de personas también respondieron a la convocatoria realizada por una treintena de asociaciones como Anticapitalistas, Coordinadora 25-S, el Partido Comunista de España (PCE) o el Colectivo 26 de julio.

La diputada de Izquierda Unida en la Asamblea de Madrid Vanesa Lillo ha calificado a la corona española como una institución “completamente anacrónica” y ha valorado la vuelta del emérito como “una tomadura de pelo a los españoles”