diciembre 3, 2022

El Nuevo Guárico

Libre, Plural y Objetivo

Buscan en Miami el milagro para canonizar a José Gregorio Hernández

Altos prelados de la Iglesia Católica venezolana viajaron a Miami, Estados Unidos, debido a informaciones preliminares que dan cuenta de un posible nuevo milagro

Altos prelados de la Iglesia Católica venezolana viajaron a Miami, Estados Unidos, debido a informaciones preliminares que dan cuenta de un posible nuevo milagro del beato Dr. José Gregorio Hernández registrado en esa ciudad.

De ser certera y comprobable esta gracia del “Médico de los pobres”, podría ser utilizada en el siguiente paso en su camino hacia los altares: la canonización, para así llamarme, de una vez por todas, “santo”.

“Hasta Miami llegaron el padre Gerardino Barrachini, actual vicepostulador para la canonización del Dr. José Gregorio Hernández, y el Cardenal Baltazar Porras, quien lleva el liderazgo de todo el proceso, para indagar sobre la  existencia de este milagro”, informó monseñor Tulio Ramírez, obispo de Guarenas en entrevista con el director de 2001, Juan Ernesto Páez-Pumar, para nuestro canal de YouTube.

Martínez, quien se desempeñó precisamente como vicepostulador de la causa del Dr. Hernández para beatificarlo, señala que los pormenores no pueden ser revelados todavía, ni tampoco la identidad de la persona beneficiada con ese presunto milagro al sur de la Florida.

“No puedo dar más detalles sobre esas diligencias en Miami, para no entorpecer el proceso. Necesaria es la prudencia en este momento”, apuntó Martínez.

El obispo de Guarenas explica que, así como en el milagro que convirtió en beato al célebre médico Dios obró a favor de la salud de una humilde niña de Apure, Yaxury Solórzano, lo de Miami podría ser distinto.


“Dios no ve la condición económica o social de una persona para concretar los milagros”, sentenció.

La conversación entre el ministro católico y el periodista se produjo en el contexto del primer aniversario de la beatificación del galeno, que se cumplirá el próximo 30 de abril.

Un Beato “de exportación”

Al hablar del caso del milagro de Miami, monseñor Martínez se detiene para remarcar el carácter “internacional” que envuelve en la actualidad a la figura del beato Dr. José Gregorio Hernández.

El prelado estima que, gracias a los 7,2 millones de venezolanos que conforman la diáspora, la figura y devoción hacia el también llamado “Venerable”, se ha multiplicado de forma exponencial en diversas latitudes.

“En Tenerife (Islas Canarias), por ejemplo, hay 17 capillas dedicadas al Dr. José Gregorio Hernández. Esto se debe, principalmente, a aquellos hijos de inmigrantes isleños en Venezuela, que decidieron mudarse a la tierra de origen de sus padres y se llevaron, no solo figuras del beato, sino también la tradición y la devoción”, refiere el obispo.

Asegura que existe una universidad pontificia en Roma, Italia, con un monumento en homenaje al Dr. José Gregorio Hernández y una cátedra religiosa de alto nivel dedicada a estudiar su vida y obra.

“En Portugal también hay mucha devoción hacia la figura de nuestro beato. Y así nos llegan noticias de muchas partes del mundo. La diáspora venezolana nos pide información, material, figuras y muchas cosas más relacionadas con él”, apunta Martínez.

No solo para curas y monjas

Monseñor Tulio Ramírez también comentó para 2001 que en la actualidad hay más venezolanos en proceso de beatificación.

Aclara que es falso que la condición de santos esté reservada solo para sacerdotes o monjas.

Recuerda que la Iglesia atiende el proceso del excanciller de la República, Arístides Calvani, y también el de una humilde catequista tachirense, casi analfabeta, que demostró virtudes cristianas excepcionales.

“El Concilio Vaticano II ratificó en su momento el llamado a la santidad de todos los seres humanos. Allí se incluyen los laicos, las personas que no están consagradas a la vida religiosa y desempeñan labores ordinarias por todo el mundo”, explica.

A un año de La Colina

El obispo de Guarenas, exvicepostulador en la beatificación del Dr. José Gregorio Hernández, solo tiene palabras de regocijo para hacer una balance de estos primeros 12 meses, desde aquel 30 de abril de 2021 en la capilla del Colegio La Salle de La Colina.

“Hoy en día tenemos un referente muy importante con José Gregorio Hernández, para poder imitarlo, para seguir su modelo de vida”, recalca.

Estima como muy significativo que aquel 30 de abril, el Cardenal Porras entregó a los 42 obispos de igual número de diócesis de Venezuela, reliquias del Dr. Hernández, representadas en su masa craneal.

Con ello, explica, se busca fundar santuarios diseminados por todo el país en su honor, para propagar la vida y obra de este hombre.

“Nosotros nos hemos encargado en nuestras catequesis, homilías y actividades de predicación, dar a conocer la vida de José Gregorio Hernández. Que se conozcan las grandes cosas que hizo por Venezuela. Él es un gran patriota que se entregó, como médico, al servicio del prójimo, en medio de esa terrible pandemia de la gripe española, a comienzos del siglo XX”, recuerda.

Y es en otra pandemia, la de hoy, la del coronavirus, que esa devoción se ha acrecentado. Ha tocado el alma y el corazón de muchísimos venezolanos, donde se incluyen los colegas del Dr. Hernández, los médicos, los hombres de ciencia del presente, refiere el prelado.

Monseñor Tulio Martínez rescata un pensamiento de José Gregorio Hernández que puede resumir su esencia: “Yo sería capaz de entregar mi vida por la paz”.