agosto 19, 2022

El Nuevo Guárico

Libre, Plural y Objetivo

Pacto Histórico y Conservadores, con más escaños en el senado

Las elecciones legislativas se llevaron a cabo este 13 de marzo.

Con 16 curules cada una, el Pacto Histórico y el Partido Conservador eran anoche las dos fuerzas que más presencia alcanzaban en el Senado.

Al cierre de esta edición y con el 98,14 por ciento de los votos informados, la plataforma de izquierda y centroizquierda–que presentó una lista cerrada encabezada por el senador petrista Gustavo Bolívar– lograba 2’285.128 apoyos.


Detrás estaba el Partido Conservador, el cual obtenía 2’177.159 votos. Y después de esta colectividad el Partido Liberal con 2.043.944 votos y 15 escaños en esta corporación.

Luego se ubicaban la Coalición Alianza Verde y Centro Esperanza; el Centro Democrático, Cambio Radical, ‘la U’ y la alianza de los movimientos cristianos Mira y Colombia Justa Libres.

El resto de partidos y movimientos políticos, según el preconteo de la Registraduría, no alcanzaban el umbral mínimo de votos para estar en el Congreso. Esto, sin embargo, podría cambiar en el escrutinio, es decir, en el conteo que realiza el Consejo Nacional Electoral (CNE) y que tiene validez legal sobre los elegidos.

El primer hecho para resaltar es el crecimiento de los partidos y movimientos políticos de izquierda que se agruparon en el Pacto Histórico.

En esta plataforma están, entre otros, el Polo, Colombia Humana, la Unión Patriótica, el Mais y ADA.

Para algunos observadores, en la alta votación del Pacto Histórico habría sido clave el endoso del aspirante presidencial Gustavo Petro, quien ganó la consulta interpartidista de esta plataforma y consiguió su tiquete a la primera vuelta presidencial.

De igual forma, el impulso de congresistas experimentados en elecciones, como Roy Barreras y Armando Benedetti, también podría haber hecho que resultara esta alta votación.

Reveses para Centro Democrático, Cambio Radical y ‘la U’

Pero mientras que los del Pacto Histórico y los conservadores celebraban, partidos como el Centro Democrático, Cambio Radical y ‘la U’ veían cómo disminuía su votación en comparación con los resultados de 2018.

Según los datos, en los comicios de 2018 el uribismo obtuvo 19 curules en el Senado y en los de ayer se quedaba en 14; Cambio Radical tenía 16 y se quedaría con 11, y ‘la U’ consiguió en las votaciones de hace cuatro años 14 asientos en el Senado y anoche marcaba 10.

Los partidos Conservador y Liberal, en cambio, aumentarían un senador, con lo que quedaron muy cerca del Pacto Histórico, una de las plataforma que más escaños conseguía anoche.

En otro hecho resaltable, la alianza de los movimientos Mira y Colombia Justa Libres, la cual les alcanzaba para salvar las dos personerías jurídicas, pero les restó dos senadores.

Hoy en día, por separado, cada una de estas organizaciones políticas tiene 3 senadores. Tras los resultados de ayer, entre las dos, tendrían 4.

Y una de las sorpresas de la jornada fue la baja votación de la lista del Nuevo Liberalismo, partido que regresaba a una competencia electoral.

No obstante el prestigio y recorrido de varios de sus líderes más reconocidos, el partido que fundaron los asesinados Luis Carlos Galán y Rodrigo Lara Bonilla no alcanzó los votos necesarios para estar en el Senado.

El movimiento, sin embargo, tiene su personería jurídica hasta el 2026, según la decisión de la Corte Constitucional, que le devolvió este reconocimiento.

Entre los senadores más votados estuvieron el número uno de la lista uribista, Miguel Uribe Turbay (221.223); María Fernanda Cabal (193.033); Jonathan Ferney Pulido Hernández, de la Coalición Centro Esperanza y Alianza Verde (188.062);Humberto de la Calle, de la Coalición Centro Esperanza y Alianza Verde (185.544), y Gilberto Tobón, de Fuerza Ciudadana (171.710). En este último caso, con el 98,14 de los votos informados, este movimiento no alcanzaba el umbral, razón por la cual este candidato, posiblemente, no esté en el Senado.

Así, el próximo Congreso podría tener una distribución de fuerzas más equilibrada y el tono de la discusión parlamentaria probablemente cambiará. Lo cierto es que esto se verá luego de su instalación, el 20 de julio, y del nuevo Gobierno, que se definirá a mediados de año. Con información de: El Tiempo. Colombia.