diciembre 6, 2022

El Nuevo Guárico

Libre, Plural y Objetivo

Buscan a asesinos de Kalinina Ortega

Familiares solicitaron a la morgue el retiro de los restos para darle cristiana sepultura.

Tras casi seis años de angustias, de recorrer hospitales, de ir y venir, finalmente este jueves 10 de marzo, la familia de la periodista Kalinina Ortega, desaparecida desde el año 2016, fue notificada oficialmente sobre los resultados de las pruebas forenses realizadas en los restos óseos encontrados en el patio de la residencia que Kalinina habitó por más de 40 años.

La abogada de la familia, Ninoska Silva, informó que la periodista falleció a causa de un fuerte golpe en la cabeza y que luego la enterraron en el patio trasero de la vivienda. Esto significa que Kalinina nunca salió de casa “a cobrar la pensión”, como se dijo inicialmente en la denuncia hecha pública por una persona de nombre Gexsy Dávila, conocida de Kalinina y cuyo hermano, Randy, ha vivido todos estos años en la residencia de la periodista asesinada.

El acto cometido contra una dama que en ese momento contaba con 76 años, y habitaba sola en su casa de San Bernardino, está siendo investigado por la División de Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas, CICPC, y por el Fiscal Noveno Nacional, Regino Cova, designado por el Fiscal General, Tarek William Saab. Aún, según se conoció, no hay imputados, según reseñó en un artículo, la periodista Luisana Colomine Rincones

Se cierra un doloroso ciclo para los hermanos de “Kali” pero se abre otro quizás más penoso aún: encontrar a los responsables, castigarlos, conocer el o los móviles del crimen y determinar exactamente la fecha del fallecimiento de la ex reportera del diario El Nacional.

Sobre este último punto cobra interés ahora lo declarado por la hermana de Kalinina, Karelia Ortega, quien la vio por última vez el 20 de septiembre de 2016. La periodista fue a casa de su hermana y aprovechó para bañarse pues en San Bernardino no había agua. Kalinina se cambió de ropa y usó la de un sobrino pues era lo que le servía ya que ella era de baja estatura y complexión menuda. Se puso un pantalón tipo mono de color oscuro, quizás negro o azul marino, y una camiseta negra sin mangas. Otro dato es que la periodista usaba zapatos especiales por una operación de juanetes en ambos pies.

En la fosa no hallaron zapatos pero la ropa encontrada coincide con esta descripción. La denuncia del hecho la hizo Gexsy Dávila nueve días luego de suponer la ausencia.

La abogada Ninoska Silva, quien ahora se convierte en representante legal para la acusación privada, al confirmar la información, explicó que sus hermanos, Karelia e Igor, solicitaron a la morgue el retiro de los restos de Kalinina para darle cristiana sepultura.

La litigante también solicitó respeto a la memoria de Kalinina Ortega.

La familia espera justicia para Kalinina Ortega.