agosto 16, 2022

El Nuevo Guárico

Libre, Plural y Objetivo

En total abandono balneario turístico El Castrero

Cabañas en mal estado, pésimo alumbrado público, falta de vigilancia, tanque de agua sin el preciado líquido son algunos de los problemas más visibles en lo que fue el lugar por excelencia para el turismo de montaña.Cabañas en mal estado, pésimo alumbrado público, falta de vigilancia, tanque de agua sin el preciado líquido son algunos de los problemas más visibles en lo que fue el lugar por excelencia para el turismo de montaña.

(FGA. Fotos: Ilio Colmenares)  Lo que un día fue el lugar más visitado por los turistas provenientes de diferentes partes del país, hoy exhibe el estado de abandono que lo aleja de ser uno de los sitios de mayor atractivo para quienes visitan la capital del Guárico, así como sus propios habitantes.

La inseguridad a cualquier hora del día y con mayor ahínco en horas nocturnas, pone en riesgo a los visitantes que acuden a ese lugar.

La oscuridad reinante hace que los pocos visitantes deban alejarse del lugar al caer la tarde,  ya que es imposible permanecer en la penumbra en que se convierte el Castrero.

Los fines de semana grandes grupos de motorizados se acercan al pozo de El Castrero poniendo riego a niños y ancianos que circulan por la vía ya que sin medir el peligro se desplazan a grandes velocidades y cual si fuera poco  bajo los efectos del  alcohol.

Las cabañas rodeadas de monte y las parrilleras destartaladas hacen del lugar la prueba que nuestros gobernantes nada o poco le interesa ese lugar.

El tanque que un día fue la reserva de agua para que los visitantes pudieran tener el preciado líquido y poder cubrir sus necesidades hoy día se encuentra en el estado de indolencia extremo.

Si por cualquier causa se presentara alguna emergencia ante las embravecidas y turbulentas aguas del pozo de El Castrero no habría a quien recurrir, pues ni los fines de semana se cuenta con personal entrenado para tal fin, por lo que el disfrute es arriesgo.

Sin ánimo de ofender, queremos hacer el llamado a la alcaldesa Mayerling Colmenares, para que cumpla con su función de preservar un lugar de tanta importancia para el turismo nacional y del regional, solo se requiere de la voluntad y la creatividad para rescatar El Castrero uno de los sitios más bellos de toda Venezuela, antes que el presidente Maduro nos viste como lo ha prometido recientemente.